El Clásico

La astronómica cifra que ha perdido el rapero Drake al apostar por el Barça en el Clásico

El artista estadounidense apostó una enorme cantidad de dinero por el equipo culé en el Clásico que se ha terminado llevando el Real Madrid.

La astronómica cifra que ha perdido el rapero Drake al apostar por el Barça en el Clásico

La astronómica cifra que ha perdido el rapero Drake al apostar por el Barça en el Clásico Twitter: FC Barcelona

Publicidad

Quien puede puede... No todo el mundo acumula la riqueza de Drake, uno de los artistas y raperos más importantes del mundo en los últimos años.

El estadounidense es un fiel seguidor del Fútbol Club Barcelona y estaba tan seguro de que su equipo ganaría que puso una ingente cantidad de dinero en juego pensando que conseguiría grandes ganancias.

Sin embargo, no fue así, no estuvo ni cerca de ganar el Barça hoy al Real Madrid, los blancos se fueron al descanso con 2-0 a su favor pero en el minuto 12 ya ganaba tras el gol de Benzema. El Barça se acercó 1-2 con el gol de Ferran en el 83 pero siempre estuvo lejos de la victoria.

Pierde 800.000 euros

Eso ha supuesto que Drake haya perdido 800.000 euros en una apuesta en la que incluía la victoria del Arsenal (se dio) y la del Barça. No parece tampoco que el rapero se preocupe demasiado de lo que apuesta o no, sus ganancias en la música y en sus negocios le han brindado una fortuna multimillonaria.

Drake 'el gafe'

También es un gran seguidor de los Toronto Raptors, equipo de la NBA del que es accionista. Por si no es poco, el Futbol Club Barcelona ha lucido el logo del cantante durante el Clásico frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu al ser el primer artista que llega a 50 billones de reproducciones en Spotify... y ya sabemos como ha terminado la historia.

Además, no ha sido la primera vez que Drake es 'gafe', en los últimos años siempre que ha apostado por un equipo o que algún jugador se ha tatuado, o el equipo perdía o el jugador no terminaba triunfando, le pasó con los Heat, con Kentucky en la final de la NCAA, incluso los futbolistas que se hacían fotos con él al día siguiente jugaban mal.

Publicidad