Los exfutbolistas Asprilla y Chilavert

Publicidad

Fútbol

Asprilla revela que un narco le ofreció asesinar a Chilavert en 1997

El mítico jugador colombiano ha explicado en una entrevista que Julio Fierro, uno de los lugartenientes de Pablo Escobar, le pidio su autorización para acabar con la vida de José Luis Chilavert.

En resumen

  • El narco Julio Fierro llamó a Asprilla y concertó una reunión con él en un hotel
  • "'Estos dos hombres se van a quedar aquí porque quieren ir a matar a ese gordo Chilavert'"
  • "Van a acabar con el fútbol colombiano, eso no puede ser"

Todo ocurrió en el otoño de 1998. El ex delantero colombiano Faustino Asprilla ha desvelado como un grupo de narcotraficantes le pidieron permiso para asesinar al portero chileno José Luis Chilavert, tras un incidente con el mítico arquero en el partido disputado en Asunción entre Colombia y Paraguay para poder ir al Mundial de Francia 1998.

Asprilla ha explicado, en una miniserie documental sobre su vida, que empezó a ser emitida el fin de semana por el canal regional Telepacífico, qué ocurrió tras el encontronazo que tuvo en ese partido con Chilavert y que acabó con la expulsión de ambos.

"¿Ustedes están locos? Van a acabar con el fútbol colombiano"

El exdelantero colombiano revela que Julio Fierro, uno de los lugartenientes de Pablo Escobar y asesinado en 2004 tras un presunto ajuste de cuentas, le llamó e invitó a una reunión en un hotel.

"Estos dos hombres quieren ir a matar a ese gordo Chilavert"

"Apenas termina el encuentro me entra una llamada y alguien me dice: 'Soy Julio Fierro; puedes llegar acá a mi hotel, estamos caletos'. Llegué y ese hombre estaba como con 10 personas más, todos borrachos, y con mujeres paraguayas. Fui con Aristizábal y nos dijeron: 'Necesitamos que den autorización porque estos dos hombres se van a quedar aquí en Asunción porque quieren ir a matar a ese gordo Chilavert", revela Asprilla.

El exdelantero colombiano explica que se quedó estupefacto y les preguntó si estaban locos.

"¿Cómo así?, ¿ustedes están locos? Van a acabar con el fútbol colombiano, eso no puede ser. Lo que pasó en la cancha, quedó en la cancha. Chilavert me pegó el puño, alegamos, nos expulsaron y ya, eso termina ahí", cuenta Asprilla que les dijo a los narcos.

Publicidad