El Clásico

Así llegan Barcelona y Real Madrid al primer Clásico de la temporada

Este domingo se miden Barcelona y Real Madrid en el primer Clásico de la temporada. ¿Cómo llega cada equipo al crucial partido del Camp Nou?

Así llegan Barcelona y Real Madrid al primer Clásico de la temporada

Publicidad

Barcelona y Real Madrid cruzan sus caminos este domingo en el primer Clásico de la temporada en el Camp Nou. Un partido que llega con ambos equipos en una dinámica positiva pero con precaución teniendo en cuenta los antecedentes de ambos equipos.

El Clásico de este domingo supone una final para el Barcelona y el Real Madrid. Ambos se juegan mucho en el partido y saben que una victoria llena de dudas a su rival. Los dos equipos llegan al Clásico tras sumar una victoria en Champions, pero de formas muy diferentes.

El Real Madrid arrolló al Shakhtar a domicilio con una manita y una actuación estelar de Vinicius. El equipo de Ancelotti ha encontrado en el delantero brasileño a su mejor arma ofensica, con permiso de Benzema. Y es que el jugador carioca ha encontrado este curso la puntería que tanto se le exigía.

Vinicius y Benzema, los números de una de las parejas más letales de Europa

Vinicius suma 2 goles en tres partidos en la Champions y 5 tantos en la Liga Santander. Esos números hace que su pareja con Benzema sea la gran arma ofensiva del Real Madrid de cara al Clásico.

Y es que Karim Benzema es el actual pichichi de la Liga Santander con 9 tantos, a los que suma otros 2 goles en la Champions League. En total, entre Vinicius y Benzema suman 18 goles entre Champions y Liga Sanatander.

La otra buena noticia del Real Madrid de cara al Clásico es la fiabilidad defensiva del equipo de Ancelotti. Courtois se ha agigantado bajo los palos y Militao y Alaba han reforzado una línea sobre la que había muchas dudas al inicio del curso tras las salidas de Varane y Ramos.

Ansu Fati, el jugador que ha cambiado la cara del Barça de Koeman

Por su parte, el Barcelona llega a El Clásico en su mejor momento de la temporada o, al menos, en el menos malo de un irregular comienzo de curso. Y es que el conjunto de Koeman logró en su último partido una victoria vital ante el Dinamo, un triunfo que le permite seguir con vida en Europa tras las derrotas ante Bayern y Benfica en las dos primeras jornadas de la Champions.

El triunfo ante el Dinamo se une a la remontada ante el Valencia, lo que permite al Barça llegar a El Clásico con una moral en ascenso, pese a que aún es muy pronto para saber si el equipo está preparado para partidos 'grandes'. Y es que la debacle ante el Bayern y las palabras de Koeman asegurando que no se podían medir con los mejores de Europa aún resuenan en los cimientos del Camp Nou.

Pero un jugador ha cambiado la tendencia negativa del equipo: Ansu Fati. El joven delantero, que acaba de renovar su contrato en Can Barça, es el líder, el jugador al que se agarra el barcelonismo para recuperar la ilusión.

Su vuelta a los terrenos de juego ha coincidido con la mejora en juego y resultados del equipo de Koeman. Junto a Memphis Depay -4 goles en Liga- ha formado una pareja en ataque que puede inquietar a cualquier defensa.

Otra buena noticia para el Barcelona ha sido la irrupción de Gavi, que ha entrado con fuerza en el equipo y que se ha reforzado tras sus últimos partidos, en especial los jugados con España en la Nations League.

El principal punto negro del Barcelona esta temporada es la línea defensiva. Y es que el equipo de Koeman ha concedido muchos goles y ocasiones en cada partido.

Importantes bajas en ambos equipos y primer Clásico sin Messi y Ramos

Tanto Barcelona como Real Madrid cuentan con bajas sensibles de cara al Clásico del próximo domingo. El Barcelona ha ido recuperando efectivos pero aún tiene en la enfermería a jugadores de nivel como Pedri, Dembele, Braithwaite o Ronald Araujo.

El Real Madrid también cuenta con bajas sensibles para El Clásico frente al Real Madrid. Carvajal, Bale y Dani Ceballos son bajas seguras y Eden Hazard está en duda tras regresar con problemas de sus partidos con Bélgica.

El Clásico que enfrentará a Barcelona y Real Madrid también será el primero en quince años en el que no aparecen como referencias de cada equipo los más 'clásicos', Leo Messi y Sergio Ramos, que, curiosamente, ahora comparten vestuario en el PSG.

Entre todas las competiciones, el argentino y el sevillano acabaron sumando 45 clásicos, tres más que otros históricos como Paco Gento, Manolo Sanchís y Xavi Hernández.

Para Messi, el Real Madrid fue una de sus víctimas favoritas y ante el que vivió buena parte de sus grandes momentos. El rosarino es el máximo goleador de los clásicos con 26 tantos, ocho más que Alfredo di Stéfano y Cristiano Ronaldo. La 'despedida' del duelo se produjo el pasado 10 de abril, con derrota en el estadio Alfredo di Stéfano (2-1).

Ramos, un defensa con alma de delantero, logró cinco tantos, el último al transformar un penalti en la victoria en el feudo azulgrana el 24 de octubre de 2020. Por entonces nadie pensaría que nunca volvería a disputar el internacional español el clásico por antonomasia. Los problemas físicos le apartaron del encuentro de la segunda vuelta en el Di Stéfano.

Publicidad