Fútbol

Arturo Vidal cambia su coche deportivo por un Seat Panda para ir a entrenar con el Inter de Milán

Las imagen de Arturo Vidal presentándose en la ciudad deportiva del Inter ha causado sensación en las redes sociales.

Arturo Vidal cambia su deportivo por un Seat Panda para ir a entrenar con el Inter de Milán

Publicidad

El futbolista chileno Arturo Vidal ha sorprendido al mundo del fútbol presentándose a entrenar a bordo de un modesto Seat Panda. El centrocampista del Inter de Milán ha cambiado sus habituales coches deportivos por uno mucho más modesto: "Feliz llegando a entrenar, la vida me ha dado muchas posibilidades, pero sé que soy feliz con las más pequeñas #mipandita", escribió en redes sociales el jugador. El vídeo acumula ya casi tres millones de reproducciones en Instagram.

Apenas día antes de esta publicación, el propio Arturo Vidal publicó una foto junto a su SEAT Panda y dos de sus otros vehículos de lujo, un Ferrari rojo y un Mercedes Benz Brabus: "Por fin llegó el regalón. ¡Los sueños se cumplen! Años esperando hasta que lo conseguí", dijo el chileno en Instagram.

La afición de Arturo Vidal por los vehículos deportivos es vox pópuli y el exjugador del Barcelona acostumbra a publicar fotos en sus redes sociales junto a sus carísimos coches. De hecho, en más de una ocasión ha protagonizado varios incidentes con vehículos de por medio.

Varias polémicas

Arturo Vidal fue noticia el mes pasado, sin ir más lejos, por un vídeo en el que se le veía aparentemente borracho saliendo de un local en la zona de Como, cerca de Milán.

En el vídeo, difundido por el medio italiano Calcio Today, se podía ver al jugador del Inter de Milán con problemas para subirse a su Ferrari, hasta el punto en el que rueda por encima de la parte trasera de su deportivo.

"La condición del jugador del Inter llamó la atención de algunos transeúntes que lo capturaron todo con un video. El chileno parecía visiblemente borracho, tanto que algunos transeúntes empezaron a bromear sobre su poco envidiable estado", explicaba el citado medio italiano.

En 2015, en plena disputa de la Copa América, Arturo Vidal chocó su Ferrari al volver borracho de un casino de Santiago. Y, durante su etapa en el Barcelona, protagonizó un vídeo con su pareja y varias copas de más.

Publicidad