AGARRÓ AL ASISTENTE

Apelación deja el castigo de Simeone en una simple amonestación

Apelación retira los dos partidos que había impuesto Competición a Simeone por sus protestas contra el arbitraje de Iglesias Villanueva en el partido del pasado martes ante el Villarreal.

Publicidad

Diego Pablo Simeone se jugaba una dura sanción por sus protestas a uno de los asistentes de Iglesias Villanueva tras el partido ante el Villarreal, pero finalmente no tendrá castigo: el Comité de Competición decidió suspender al técnico argentino con dos partidos, en virtud del artículo 120 del Código Disciplinario de la Federación Española de Fútbol.

Sin embargo, Apelación ha decidido dejar el castigo a Simeone en una simple amonestación, ya que tras visualizar el vídeo remitido por el Atlético de Madrid y leer la redacción del acta, entiende que lo que hace Simeone son observaciones y no protestas.

El Cholo no quedó conforme con el arbitraje de Iglesias Villanueva en el partido del pasado martes ante el Villarreal. El argentino se dirigió a uno de sus asistentes a la conclusión del choque para quejarse por el poco tiempo añadido y el colegiado lo dejó reflejado en el acta.

En el apartado otras incidencias Iglesias Villanueva señaló: "(Técnico: Diego Pablo Simeone Gonzalez) Una vez finalizado el partido, se dirigió a mi árbitro asistente nº1 apoyando ambas manos sobre sus hombros desde atrás, recriminándole la necesidad de haber añadido más tiempo al partido".

Publicidad