64

Publicidad

ELA

Anty García, el entrenador de un equipo de benjamines al que la ELA no le ha robado su pasión por el fútbol

A Anty García, exfutbolista y ahora entrenador de un equipo de benjamines en la Escuela Deportiva Brafa, le cambio la vida en 2014, cuando le diagnosticaron ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Una terrible enfermedad que le ha quitado la voz pero no su pasión por el fútbol.

Fue el 4 de agosto de 2014 cuando la vida de Anty García cambió para siempre: ese día le diagnosticaron ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), una enfermedad incurable y que afecta gravemente a la movilidad.

Pero Anty, lejos de rendirse, decidió seguir con su pasión, el fútbol. Por eso, pese a que ya no puede hablar por causa de la ELA, sigue entrenando a un equipo de benjamines en la Escuela Deportiva Brafa.

Y es que la vida de Anty siempre ha estado ligada al futbol. los últimos 25 años entrenando a este equipo de benjamines. La ELA ha hecho más difícil su camino, pero no ha logrado pararlo.

"Somos hermanos, si me mira y está enfadado ya lo sé"

Anty ha perdido la capacidad de hablar, pero la sintonía con su hermano David García es total.

"Somos hermanos, si me mira y está enfadado ya lo sé", asegura David.

Anty, su hermano David y su mujer Sira forman este trío peculiar de entrenadores

"Todo lo que no he visto nunca me lo estoy comiendo ahora", bromea Sira Perera, mujer de Anty.

Y desde entonces ya no hacen falta palabras. David da las ordenes, pero todos en el equipo saben quien es el míster.

Desde las categorías inferiores del Barça hasta entrenador de este equipo. El fútbol a Anty se lo ha dado todo. Tanto, que ni siquiera una enfermedad tan terrible, ha conseguido arrebatárselo.

Publicidad