Champions League

Ansu Fati sale al rescate en Kiev para devolver la vida al Barcelona en Champions League

Un gol de Ansu Fati en la segunda parte da la victoria al Barça ante el Dinamo de Kiev y pone a los de Sergi Barjuan segundos de su grupo de Champions League.

Ansu Fati celebra su gol al Dinamo de Kiev en Champions

Publicidad

Un gol de Ansu Fati en el minuto 70 tras una asistencia de Óscar Mingueza ha dado el triunfo por 0-1 al Barça ante el Dinamo de Kiev. Ese tanto a veinte minutos para el final mantiene con vida en la Champions a los de Sergi Barjuan, que ahora tendrán que certificar su clasificación para octavos de final ganando al Benfica en el Camp Nou.

Sergi había recuperado para su once a Ansu Fati y Frenkie de Jong, restablecidos ya de sus respectivas lesiones, y el equipo parecía tener otro aire de inicio, aunque pronto el Dinamo de Kiev empezó a tomar las riendas del partido. El inofensivo equipo del Camp Nou, se volvió en el Olímpico de Kiev en un conjunto que contragolpeaba con efusividad.

Shaparenko le pegó mordida con la zurda en su primera llegada al área visitante. En la segunda, dispararía desviado ante la salida de Ter Stegen, que poco antes había sacado con la pierna izquierda un remate de De Pena.

Eran los mejores minutos de la escuadra ucraniana, pero el Barça se recuperaría en la recta final de la primera parte. Pasada la media hora, Lenglet remató al palo, pero el árbitro anularía la acción por fuera de juego. Antes y después de la acción del francés, Sergio Busquets y Jordi Alba chutaba arriba desde la frontal. El Barça de Sergi Barjuan se fue al descanso sin haber disparado ni una sola vez entre los tres palos.

El VAR anuló un penalti

En la segunda mitad, el VAR revisaba -y anulaba- un penalti que el árbitro había señalado sobre Ansu Fati, y Sergi sentaba a Gavi para dar a entrada a Dembélé, que regresaba jugar un partido oficial cinco meses después de sufrir su enésima lesión muscular.

Y finalmente llegó el gol. La defensa desviaba un centro de Mingueza desde la derecha y el balón caída frente a Ansu Fati, quien remataba con violencia al fondo de la red de la portería de Bushchan a veinte minutos para el final. Tercer gol del hispano-guineano esta temporada y el segundo de los azulgranas en este Champions.

Un gol que acabaría valiendo oro. Sin embargo, el equipo de Lucescu no se rendiría, ni mucho menos, en esta recta final. Sydorchuk y Tsygankov, el mejor jugador del Dinamo, ponían a prueba a Ter Stegen, poco después, y Zabarnyi, a un minuto del final, remataba desviado un córner que habría sido el 1-1.

Publicidad