Barcelona FC

Ansu Fati podría pasar por quirófano y estar hasta tres meses de baja

Según el nuevo parte médico emitido por el Barcelona, Ansu Fati sufre una lesión en el tendón proximal del bíceps femoral del muslo izquierdo.

Ansu Fati, lesionado otra vez

EFE Ansu Fati, lesionado otra vez

Publicidad

El joven delantero del Barcelona, Ansu Fati, no logró acabar el partido de Copa del Rey este jueves ante el Athletic Club, y se vio obligado que pedir el cambio por lesión. Las primeras exploraciones de los servicios médicos tras el partido indicaban una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Cerca de las 20:00 horas de este viernes, el Barcelona ha emitido un nuevo parte médico el cual cita que ya se la han realizado las pruebas médicas necesarias para saber qué tipo de lesión tiene Ansu. Unas pruebas que, según el citado comunicado, confirman que ''el jugador del primer equipo, Ansu Fati, tiene una lesión en el tendón proximal del bíceps femoral del muslo izquierdo. En los próximos días se decidirá el tratamiento a seguir''.

Tras lesionarse de nuevo, Ansu volverá a ser baja para Xavi y se perderá los próximos partidos de Liga y también el doble duelo de Europa League contra el Nápoles. Según se estima, el tiempo de baja podría ser de 2 a 3 meses de baja.

Una nueva lesión

El delantero azulgrana sufría dicha lesión en el partido de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Athletic Club en la parroquia de San Mamés, partido el cual salieron victoriosos los bilbaínos por 3-2 con el doblete definitivo de Muniain y el gol de Iñigo Martínez. Era el segundo partido que jugaba desde que recayó el pasado 6 de noviembre en Balaídos contra el Celta. El primer partido fue contra el Real Madrid en la Supercopa. Ansu marcó gol en los dos primeros partidos respectivamente.

Ansu Fati salió en el minuto 60 para sustituir a Ferran Jutglà y se tuvo que retirar del césped de San Mamés en el minuto 95 tras producirse la lesión en una disputa de balón con Iñigo Martínez. El joven delantero se marchó llorando y tuvo que ser consolado por el técnico del Barcelona, Xavi Hernández.

Publicidad