Deporte femenino

Anair Lombi deja el fútbol entre lágrimas: "Me había acostumbrado a desayunar pastillas"

La futbolista del Espanyol anuncia su retirada tras una nueva lesión: "En mi batalla contra mi rodilla ha vuelto a ganar ella". Antena 3 Deportes en exclusiva con ella el día después de su despedida del fútbol.

Publicidad

Anair Lomba 'Lombi', jugadora del Espanyol los últimos ocho años, ha anunciado su adiós definitivo del fútbol en una emocionante rueda de prensa. La futbolista de 32 años se había retirado en 2019 por una rotura del ligamento anterior cruzado, si bien volvió porque el club así se lo pidió. Ahora, una rotura del cartílago y menisco de su rodilla le obligan a la retirada definitiva después de convivir una temporada con fuertes dolores.

Desde hace un mes, ya conocía la noticia de que no podía seguir jugando al fútbol, pero a Anair Lomba este final no le sorprendió, ya que las continuas lesiones en su rodilla indicaban que algo estaba pasando: "Necesitaba contárselo al mundo, explicarle a la gente por qué no estaba en el campo. Me siento liberada", asegura Lomba.

Su padre se enteró en el día de su despedida de la noticia porque no fue capaz de contárselo en persona: "Fue un día muy duro, pero también era un día que tenía ganas de que llegara", afirma la jugadora.

Nueve veces ha pasado por el quirófano, pero esas mismas lesiones le permitieron disfrutar mucho más de los buenos momentos: "Yo en el campo he sido muy feliz, he valorado cada momento y, sobre todo, la evolución que ha tenido el fútbol femenino en los últimos años", explica Anair.

Jugando al fútbol tiene grandes recuerdos, entre ellos, el gol en el derbi en el Ciutat de Valencia o el gol con el Olivo, que suponía el ascenso por primera vez de un equipo gallego a Primera División: "He vivido mil momentos con el fútbol y he sido infinitamente feliz", asegura Lomba.

El 12 de diciembre en Zaragoza fue su último partido con la camiseta de su querido Espanyol, y aunque no pudo contener la emoción en su despedida, asegura que "ha valido la pena". Un ejemplo de cómo saber afrontar uno de los peores momentos de su vida

"Hace años que mis rodillas no están bien"

"En mi batalla contra mi rodilla ha vuelto a ganar ella", empezó su discurso Lombi en rueda de prensa ayer. "Hace una semana volví a romperme el cartílago y el poco menisco que me quedaba. Hace años que mis rodillas no están bien. Mis días se pasan entre medicamentos para poder entrenar y pinchazos para aliviar el dolor que nunca que iba del todo. He llegado a acostumbrarme a desayunar pastillas y a vivir con el dolor, aunque últimamente no era capaz de caminar después de los partidos", explicó al borde de las lágrimas.

Quería ascender al equipo

Lombi quería devolver a la máxima categoría al Espanyol, que bajó a Segunda la temporada pasada: "No imaginaba que el final sería así. Pensaba que sería en el campo junto a mis compañeras, luchando por un ascenso soñado. No se acaba ni cuando ni como me gustaría, pero sí donde tenía que acabar. Hace 8 años me enamoré del Espanyol. He intentado defender este escudo como vosotros lo harías desde la grada. He tratado de ser como vosotros".

Para terminar, se despidió pidiendo apoyo al equipo perico: "Gracias a todos los pericos. Ahora seré una más de vosotros. Lo mejor de Barcelona siempre ha sido, y será, ser del Espanyol".

Publicidad