Kylian Mbappé

La afición del Barcelona se acuerda de Mbappé en la presentación de Lewandowski

Cientos de aficionados culés se mofaron del Real Madrid a las puertas del Camp Nou.

Locura azulgrana en la presentación de Lewandowski

Locura azulgrana en la presentación de Lewandowski Antena 3 Deportes

Publicidad

Cientos de aficionados del Barcelona acudieron al Camp Nou a la presentación de Robert Lewandowski, pero antes de acceder al estadio aprovecharon para burlarse del Real Madrid al cantar "¿Dónde está Mbappé? ¿Mbappé dónde está?". La hinchada azulgrana, exultante con los últimos fichajes del Barça, se acordó del eterno rival y el frustrado fichaje de la estrella del PSG.

El Real Madrid, por su parte, está a la espera de que Mariano Díaz acepte cumplir su último año de contrato cedido o traspasado por el club blanco, tras conocer la situación que le espera en una conversación con el técnico italiano Carlo Ancelotti, para activar la 'operación del 9' y rastrea el mercado en busca de un delantero que llegue como recambio de Karim Benzema.

Con la llegada de Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni, el Real Madrid ha fortalecido su defensa y centro del campo. Sin embargo, el fin de ciclo de Gareth Bale, la salida de Luka Jovic y el traspaso de Borja Mayoral al Getafe, han dejado mermada una delantera que puede cambiar los planes de hace meses.

Activando palancas

En cuanto al Barça, LaLiga habría denegado su petición de inscribir a sus fichajes en la lista para el campeonato. El club azulgrana tiene que liberar aun más masa salarial y vender futbolistas para validar el registro de sus nuevas estrellas: de momento no puede inscribir a sus cinco flamantes fichajes (Lewandowski, Kessie, Christensen, Raphinha y Koundé), así como a los renovados Dembélé y Sergi Roberto. Así las cosas, es probable que el club tenga que activar una cuarta 'palanca', ya que el organismo de Javier Tebas habría notificado a Joan Laporta que con las tres anteriores no es suficiente.

El club blaugrana necesitará activar la cuarta palanca (la venta del otro 24,5% de Barça Studios) y rebajar todavía más la actual masa salarial, que está muy por encima del límite permitido por LaLiga. La entidad también debería vender varios futbolistas para ajustarse a los parámetros imprescindibles para inscribir a los nuevos fichajes; De Jong y Memphis Depay estarían en la rampa de salida preferentemente.

El presidente azulgrana había dicho hoy mismo que no cree que la entidad tenga problemas con LaLiga para inscribir a los jugadores contratados en este mercado y recordó que en dos meses el Barcelona ha ingresado 760 millones de euros en diferentes operaciones.

Publicidad