Derbi madrileño

Los 24 actos violentos que denuncia LaLiga en el derbi entre Atlético y Real Madrid

Del "Vinicius, eres un mono" al "Vinicius, muérete": todos los incidentes que investigan la RFEF y la Comisión Antiviolencia tras la denuncia de LaLiga.

Foto de archivo de la afición del Atlético de Madrid en el Metropolitano

Foto de archivo de la afición del Atlético de Madrid en el Metropolitano Efe

Publicidad

LaLiga ha denunciado al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la Comisión Antiviolencia los insultos que seguidores del Atlético de Madrid dirigieron al delantero madridista Vinícius Junior antes y durante el derbi madrileño, así como cánticos contra el Real Madrid.

El documento que semanalmente remite LaLiga indica que a la llegada del Real Madrid al estadio unos 500 aficionados locales que estaban en la zona de acceso de jugadores entonaron el cántico "¡Eres un mono, Vinicius eres un mono!" y destaca la denuncia posterior de estos hechos por parte del Atlético de Madrid, con un comunicado dos días después.

Entre las 24 situaciones del partido que denuncia LaLiga, incluye que doce minutos antes del inicio del partido unos 2000 aficionados locales, ubicados en la Grada Baja de Fondo Sur, sectores 127 al 133, detrás de la portería del mismo fondo, entonaron de forma coral y coordinada el cántico "¡Vinicius muérete!", que se repite en el minuto 42 y también que "numerosos aficionados locales dispersos" cantaron "tonto, tonto".

Dicho informe de LaLiga también hace referencia al siguiente cántico proferido por unos 2000 hinchas del Atleti contra la afición madridista en los minutos 35 y 43: "Llega la peste, llega el madridista con esos cuernos que saltan a la vista. El madridista, hijo de puta, el frente atlético con su muerte lo disfruta, ¡¡oe oe, oe oe".

Lanzamiento de objetos

El escrito alude también a insultos dirigidos al portero del Real Madrid, Thibaut Courtois, y también señala que en el minuto 17 se lanzaron desde el fondo sur un mechero y varias botellas vacías, sin llegar a impactar en ningún jugador, lo que obligó a interrumpir el juego e hizo pedir por megafonía que cesaran los lanzamientos.

El informe también denuncia que se lanzaron nuevos objetos en el minuto 61 hacia la portería visitante, que recogió el propio meta belga y entregó al árbitro.

Publicidad