82.005167

Publicidad

Aventura

Un estudiante griego cubre en bicicleta el trayecto entre Escocia y Grecia al quedarse sin vuelos para volver a Atenas

La epidemia del coronavirus está dejando historias sorprendentes. Una de ellas es la de un estudiante griego, Kleon Papadimitriou, que se quedó atrapado en Escocia al no encontrar vuelos para regresar a su casa, en Atenas. La solución fue coger una bicicleta y recorrer los 4.100 kilómetros hasta su hogar.

La historia de Kleon Papadimitriou, un estudiante de ingeniería griego, es para no creérsela. Y es que se quedó atrapado en Escocia por el coronavirus. Sus vuelos fueron cancelados y pensó en otra idea para poder regresar a su casa, en Atenas: recorrer en bicicleta 4.100 kilómetros hasta su hogar. Atenas.

"Empezó como una broma porque me gustan las aventuras. Pero luego comencé a estudiarlo para ver si era realmente posible y cuando descubrí que no podía volar a casa decidí ir en bicicleta", afirmó este estudiante de Ingeniería electrónica en la Universidad de Aberdeen (ciudad en el norte de Escocia).

Su aventura duró 48 días que fue capturando en cada momento. Recorrió 4.100 kilómetros sobre una bicicleta.

Recorrió la costa británica y viajó en barco hasta Holanda. Algunas familias le ofrecían alojamiento. De Holanda pedaleó hasta Alemania. Su medio para sobrevivir, sardinas enlatadas y una tienda de campaña.

Y pasando por Austria, viajó hasta el norte de Italia. Superando los 100 kilómetros diarios, cogió un barco hasta el puerto de Patras. Una vez allí, se volvió a subir a la bicicleta para llegar a su tierra natal.

Publicidad