Dos nuevas medallas de plata han subido al medallero español en los Mundiales de piragüismo de aguas tranquilas en Szeged, Hungría. Primero llegó la de K2 1.000 metros y, posteriormente, K4 500 metros.

Los piragüistas españoles Paco Cubelos e Iñigo Peña lograron este domingo por la mañana la medalla de plata en la prueba de K2 1.000 metros durante el Campeonato del Mundo. Gracias a esta victoria se reservan el billete -para el país- a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

De esta forma, el talaverano y el guipuzcoano otorgaron a la delegación española su sexta medalla en esta cita por aguas húngaras. El tiempo fue de 3:21.79, Cubelos y Peña repitieron medalla, tras haberla conquistado en la localidad lusa de Montemor O Velho durante el Mundial de 2018.

Por otro lado, El K4 español con Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade, consiguió la medalla de plata también.

En ausencia de Cristian Toro, quien renunció por motivos personales, Saúl Craviotto, lideró la piragua española, por la que reivindicaron su valor como cuarteto y lograron el subcampeonato en estos Mundiales. A pesar de acariciar el oro, en los metros finales cedieron en su pulso con los alemanes por 0.51 segundos.