85.994500

Publicidad

Aventura

El escalador Will Gadd regresa al Kilimanjaro y alza la voz contra el cambio climático: "Falta la mitad de hielo"

En 2014, el escalador Will Gadd ascendió al techo de África, una expedición destacada por las impresionantes fotos junto a glaciares en lo alto del Kilimanjaro. Ahora, seis años después, Gadd ha regresado y se ha encontrado con una realidad alarmante provocada por el cambio climático.

El cambio climático amenaza con fundir los glaciares de la Tierra, la mayor fuente de agua dulce del mundo y elementos clave en el nivel de los océanos y en la climatología mundial.

Los científicos llevan años avisando de esta problemática global, pero pocos son los países o líderes que se paran a escucharlos. El escalador Will Gadd ha ascendido al Kilimanjaro, el techo de África, para demostrar de forma gráfica cómo en seis años ha cambiado la masa de hielo de este lugar.

"En 2014 hice mi primer viaje al Kilimanjaro y tuve la suerte de escalar por el hielo más salvaje de África. Nunca había visto unas formaciones tan espectaculares. Las fotos de Christian me persiguieron durante años después del viaje. ¿Seguiría ahí el hielo?", se pregunta Will Gadd en su documental para Red Bull.

"En nuestro viaje de regreso en 2020, quería ver lo que había cambiado en lo que era poco tiempo desde una perspectiva glacial. Se trataba de entender por qué y cómo estaba ocurriendo aquel cambio", explica Gadd.

"Cuando nuestro equipo coronó la cima en febrero de este año, quedó patente que al menos la mitad del hielo que habíamos escalado en 2014 había desaparecido. Pensamos en los glaciares como algo permanente, incluso decimos que las grandes organizaciones se mueven a velocidad de glaciar. Era como regresar a una gran vecindad que no habías visto en seis años y encontrarte que falta la mitad y la otra mitad se está cayendo a trozos", reflexiona Gadd.

¿Qué podemos hacer para frenarlo?

"¿Qué podemos hacer sobre los cambios que todos estamos viendo, desde Tanzania a Canadá? De alguna manera parecía un poco ridículo escalar un pequeño trozo de hielo en el Kilimanjaro cuando el planeta se jugaba tanto. Pero, ¿qué hacer? ¿Qué había que cambiar? No pretendo tener todas las respuestas a esas preguntas, pero creo que plantearse la cuestión es el primer paso para entender las respuestas", asegura Gadd.

'Duelo de octogenarias': el insólito récord de Anne Lorimor, la mujer más longeva en escalar el Kilimanjaro con 89 años.

Publicidad