95.999667

Publicidad

Aventura

El rescate de la Guardia Civil a un joven de 17 años tras caer a la Cueva de la Luz en Ibiza: "Estaba helado"

El adolescente caminaba con su padre cuando se cayó a la Cueva de la Luz, en Ibiza. Solo había una forma de salir: buceando a través de un túnel subacuático que conecta con el mar.

Con 17 años, este joven se ha llevado el susto de su vida. Cuando caminaba con su padre cayó a una cueva de Ibiza. Se asustó mucho porque sólo había una forma de salir de ahí: buceando. Pero entonces aparecieron sus ángeles de la guarda en forma de agentes de la Guardia Civil.

A la Cueva de la Luz en Ibiza se llega a ella a través de un túnel subacuático que conecta con el mar. También se llega desde la montaña, pero bajar esos diez metros de altura es muy peligroso. La Guardia Civil tuvo que llegar hasta ella buceando porque tenían un aviso: un joven de 17 años se había resbalado accidentalmente y había caído al agua. Había ido con su padre a visitar la zona.

"Síntomas de enfriamiento"

"Lo primero que hicimos es tranquilizarlo porque estaba muy nervioso y llevaba tiempo en la cueva solo. Tenía síntomas de enfriamiento", nos ha contado Andrés Linero, cabo de GEAS en Ibiza. Un vez llegaron hasta el joven, hablaron con él constantemente: "¿Tú has buceado alguna vez? Si te duele un poquito el oído te aprietas la nariz", le aconsejaron.

Los agentes de la Guardia Civil le abrigaron y le dieron un regulador para respirar: "Iniciamos la inmersión con él para salir de la cueva". Durante los últimos metros del rescate tiene que ir agarrado a ellos durante unos metros para poder salir de la cueva. Finalmente, el adolescente sale con buen susto y unos rasguños.

Los buceadores de este grupo especial piden prudencia, ya que no es la primera vez que han tenido que acudir a esta cueva para realizar rescates.

Publicidad