69.013167

Publicidad

Pesca

El pez araña, un animal que vive escondido en la arena y que puede ser mortal

El pez araña mide cerca de 30 centímetros, un tamaño modesto pero que esconde un gran peligro. En sus espinas, en su aleta dorsal, esconde un veneno neourotóxico que puede llegar a provocar la muerte.

La muerte de un joven de 16 años en la Platja d’Aro (Baix Empordà) por la picadura de un pez araña ha puesto a este animal en las primeras páginas de muchos medios.

A primera vista, el pez araña parece inofensivo. Mide sólo 30 centímetros y vive semienterrado en los fondos de arena. Y ahí radica su peligro, en su capacidad para esconderse y esperar a sus presas.

"Puede medir unos 30 centímetros y es de color pardo claro con manchas oscuras", explica Inés Gª Fungairiño, bióloga marina de la escuela de buceo ZOEA.

"Vive semienterrado en la arena y tiene unas glándulas venenosas asociadas a los tres primeros radios de la aleta dorsal", indica Inés.

Estas espinas negras habitualmente las tiene recogidas, pero si el pez se siente amenazado, las despliega e incluso ataca ferozmente. Habitualmente provoca esas heridas en los pies porque es muy fácil pisarlo. Y a pesar de que es muy doloroso no suele pasar de ahí.

"Su picadura puede provocar un accidente anafiláctico"

"El veneno es neurotóxico y citotóxico. Provoca un dolor intenso, una inflamación en la zona y una especie de adormecimiento", asegurá Inés.

Sus picaduras son bastante dolorosas y pueden generar inflamación de la piel, vómitos, fiebre y, en el peor de los casos, convulsiones e insuficiencia respiratoria, que pueden derivar incluso en la muerte.

"En algunos casos puede provocar dificultad respiratoria, vómitos, visión borrosa y, en el caso de que la persona sea sensible, puede provocar un accidente anafiláctico", advierte Inés.

Publicidad