Nadie se podría imaginar semejante inicio de combare. Los espectadores que se acercaron a ver los combates de la UFC 239 en el T-Mobile Arena de Las Vegas no daban crédito con lo que iba a suceder. El K.O. más rápido de la historia estaba a punto de llegar.

Con el toque de la campana los dos púgiles se dirigieron al choque con enorme celeridad, pero el más listo de la partida fue Jorge Masvidal que se lanzo con su rodilla ante la defensa de Ben Askren. El octógono estalló en asombro cuando la articulación acabo en la cabeza del luchador estadounidense.

Tras el colapso de Askren, Masvidal se decidió a acabar la faena propinando múltiples golpes en la cabeza de su oponente hasta que el árbitro paró el combate. El golpe del mediador certificó el K.O. más rápido de la historia de la UFC con tan solo cinco segundos.