El navegante español Didac Costa

Publicidad

Vendée Globe

Didac Costa, de completar la Vendée Globe al parque de bomberos: "En España hay muchos más navegantes con nivel para competir en la la Vuelta al Mundo"

Tras dar la vuelta al mundo a vela en solitario, Didac Costa ha cambiado el velero por el camión de bomberos. Tras 97 días solo en un barco, siendo el único amateur de la durísima Vuelta al Mundo en Solitario, ya se ha puesto otra vez el traje de bombero.

Didac Costa es ya historia de la navegación española. Este bombero de Cerdanyola del Vallés (Barcelona) finalizaba hace unos días su tercera vuelta al mundo a vela en solitario, acabando en vigésima posición en la Vendée Globe -Vuelta al Mundo en Solitario-.

El mérito de Costa es enorme, ya que ha logrado terminar esta durísima regata, la más extrema y dura del mundo, con el tercer barco más antiguo de esta edición, el ex 'Kingfisher' de Ellen MacArthur, botado el 2 de febrero del 2000, y que realizaba su sexta vuelta al mundo.

Incluso antes de la salida de esta edición tuvo que volver a Barcelona para cumplir su última guardia y volver a Les Sables para pasar la cuarentena obligatoria para todos los patrones antes de iniciar la prueba.

"En España hay muchos más navegantes con nivel para competir en esta Vuelta al Mundo", ha indicado Costa.

"Ha sido lo más extraordinario que he podido hacer en mi vida. Han pasado algunas horas desde que llegué, pero todavía estoy muy conmovido. En esta carrera, cada día es una batalla, pero también algo muy bonito. Es muy difícil de describirla porque es duro y hermoso al mismo tiempo", ha indicado.

"El recorrido es siempre el mismo, pero esta vez ha sido diferente que en la anterior edición. Tenia velas nuevas, he ido más rápido y he disfrutado más", ha asegurado Costa.

Publicidad