Publicidad

Coronavirus

Detractores y partidarios de la mascarilla para hacer deporte al aire libre: "Influye en el riesgo de desmayos"

Varias comunidades han decretado el uso obligatorio de la mascarilla en la práctica deportiva al aire libre y se reabre el debate; ni siquiera los doctores en medicina deportiva se ponen de acuerdo. A veces lo más importante es el sentido común.

Nuevo protocolo sanitario contra el coronavirus en varias zonas de España con el uso obligatorio de la mascarilla en la práctica deportiva al aire libre. Se reabre el debate y escuchamos a las dos partes: detractores y partidarios de esta medida.

A favor

En la Comunidad Valenciana ya es obligatorio el uso de la mascarilla para practicar cualquier deporte. Resignación entre los corredores: "Es lo que hay, hay que ponérsela. Te asfixias pero al fin y al cabo es por seguridad. Hay que adaptarse a la situación mundial", opinan varios 'runners'.

Y buenas noticias por parte de los expertos: "El cuerpo tiene una capacidad impresionante de adaptación a las situaciones nuevas", explica Javier Bejarano, doctor en medicina deportiva.

Por lo que la mascarilla no tiene porqué mermar la capacidad deportiva y además protege del virus en un momento especialmente sensible: "Esos aerosoles salen a mucha más distancia y en mucha más cantidad".

Eso sí, primero hay que adaptarse. Fundamental ir poco a poco: "No hay que hacer la misma actividad el primer día que harías sin mascarilla", señala Bejarano. Pero en poco tiempo se puede alcanzar el mismo rendimiento: "Cuando el cuerpo se ha habituado no hay ningún problema en utilizarla".

Sobre todo para evitar que la mascarilla se convierta en una excusa para dejar la practica deportiva.

En contra

Las comunidades autónomas se van sumando a que la mascarilla sea obligatoria para hacer deporte y no todo el mundo está de acuerdo: "Es imposible entrenar con mascarilla", explica un deportista.

Y hay médicos que defienden esto. Advierten que la respiración que se produce haciendo esfuerzos no es la óptima. Se genera una falta de oxígeno y una acumulación de CO2 que no es nada buena para el organismo.

"Influye en el rendimiento deportivo y en el riesgo de aparición de desmayos, pérdida de conocimiento u otras alteraciones", señala el doctor especialista en medicina deportiva Juan de Dios Beas.

Lo más importante: sentido común

La OMS recomienda no utilizarla durante entrenamientos de alta intensidad porque reduce la capacidad de respirar cómodamente. Hay quien pone el foco en esas zonas muy concurridas y llenas de gente, donde lo que debe prevalecer es el sentido común: "Ve caminando y ponte tu mascarilla y busca una situación en la que sí puedas guardar esa distancia para hacer tu práctica deportiva libre de mascarilla".

Libres de mascarilla y libres de coronavirus; una fórmula que para los deportistas de algunas comunidades ya no es compatible.

Publicidad