Publicidad

Georgia

El descenso de un sevillano a Krúbera-Voronya, la cueva más profunda de la Tierra: "Cualquier error es la muerte segura"

Sergio García-Dils ha viajado a las entrañas de la Tierra: la cueva de Voronia tiene el récord mundial de espeleología con más de 2 kilómetros de descenso.

Parece la puerta de entrada al centro de la Tierra. Pero, ¿qué es? ¿qué hay debajo? La curiosidad por conocer esta cueva tan profunda en Georgia se ha convertido en el objeto de deseo de muchos espeleólogos.

Es la entrada a la sima más profunda del planeta: Krúbera-Voronya. Mientras unos sueñan con Marte, el sevillano Sergio García-Dils ha viajado a las entrañas de la Tierra. Él se ha deslizado por las paredes hostiles de la cueva de Voronia de más de dos kilómetros.

"He llegado a 2.140 metros de profundidad. Es un ambiente muy hostil, con oscuridad total y mucho frío. Tengo compañeros que han caído 30 metros de caída. ", explica Sergio García Dils, arqueólogo y espeleólogo.

Pasó un mes en las profundidades... eso sí que es confinamiento en condiciones extremas. Este es un viaje al centro de la tierra y a Julio Verne le llamaría mucho la atención.

"Aquí cualquier error es la muerte segura", advierte Sergio.

"Tenemos hornillos de gasolina, que nos permiten cocinar con cierta holgura. Dentro hay insectos que viven en una condiciones muy adversas", relata Sergio García Dils.

Casi 2.200 metros de descenso

La cueva de Voronia la descubrió un grupo de exploradores allá por 1960. En la actualidad se ha llegado casi los 2.200 metros, un nuevo récord. Es obsesión de espeleólogos en la península de Arábika, en Abjasia (Georgia), una zona que vive muchos conflictos y a la que no resulta fácil llegar.

Descubrieron vida ahí dentro, seres que viven sin luz. Ostenta el récord mundial de espeleología por ese descenso y su aventura se ha convertido en libro: 'Krúbera Voronya: la conquista del centro de la Tierra'.

Publicidad