Publicidad

ALGUNOS CASOS EN EL FÚTBOL ESPAÑOL

De Pistorius a Mike Tyson: otros casos de maltrato en el mundo del deporte

La desgarradora confesión de Melissa Gentz ha conmocionado a la sociedad. Su caso no ha sido el único que ha habido en lo que a violencia de género se refiere en el mundo del deporte.

Oscar Pistorius era un héroe. Fue el primer atleta paralímpico en participar en unos Juegos Olímpicos, Sudáfrica presumía de él hasta que en la noche de San Valentín de 2013 mató a su novia, una conocida modelo.

Pistorius siempre dijo que la confundió con un ladrón, pero los tribunales no le creyeron. Cumple sus 13 años de condena en esta prisión.

También pasó por la cárcel Mike Tyson, campeón de los pesados, sucesor de Ali. En 1992 violó a Desiree Washington, aspirante a Miss América Negra. Condenado a seis años, pasó tres en prisión.

No hubo condena judicial para Ray Rice, estrellón del fútbol americano. Rice agredió brutalmente a su entonces novia en el ascensor de un casino. No fue a prisión porque se sometió a un año de terapia. La agredida se casó con él un mes después de los hechos y a día de hoy siguen juntos. Pero su salvajada le costó la carrera deportiva. Ningún equipo quiso volver a contratarle.

Otro caso sin denuncia judicial, un Maradona visiblemente ebrio arremete contra su novia. Las imágenes conmocionaron a Argentina. Dos años después, la policía española tomó declaración a Diego y su novia tras una llamada desde el hotel madrileño en que se alojaban. El caso se archivó al no mediar denuncia.

Sí hubo denuncia por presuntos malos tratos y juicio en el caso de Rubén Castro. El entonces jugador del Betis fue finalmente absuelto por la Audiencia Provincial de Sevilla.

Lucas Hernández y su entonces novia también pasaron por los tribunales. Hubo denuncias mutuas y condenas para ambos: 31 días de trabajos comunitarios. Ahora están casados y han sido padres. El pequeño Martín ya conoce el Metropolitano.

Publicidad