Aventura

David Cummings, el kitesurfista de 77 años que vive al límite tras la prematura muerte de su mujer

Hace 20 años David Cummings perdía a su mujer por culpa de un cáncer de mama. Esa muerte le hizo replantearse su vida y probar diferentes deportes como el esquí o el windsurf. Pero fue el kitesurf donde encontró lo que buscaba.

Publicidad

Se suele decir que la edad es solo un número y en el caso de David Cummings queda demostrado. Y es que este anciano de 77 años lleva practicando kitesurf los últimos siete años de su vida. La vida de David cambió hace dos décadas cuando perdió a su mujer a causa de un cáncer de mama.

"Mi mujer murió muy rápido, tenía cáncer de mama. Cuando vi lo rápido que murió, mi vida cambio y comencé a vivir intensamente", explica David.

Tras la prematura muerte de su mujer, David decidió vivir intensamente y decidió probar diferentes deportes de acción: esquí, windsurf, kitesurf... Al final, David encontró en éste último lo que buscaba.

"Nunca sabes cuándo te va a tocar. Creo que estoy sano pero me puedo ir mañana"

Tras perder a su mujer, David, que ya se encuentra jubilado, tiene muy presente cómo quiere vivir.

"Nunca sabes cuándo te va a tocar. Creo que estoy sano pero me puedo ir mañana", explica David.

"Hago kitesurf y me gusta. Llevo haciéndolo desde hace seis o siete años. Cuando muera, espero que haya kitesurf allá arriba", desea David.

Publicidad