Motocross

Daniela Guillén, subcampeona del mundo de motocross con sólo 17 años: "No me lo creo"

En su tercera participación en el Mundial, la catalana ha alcanzado el segundo puesto en la clasificación general por detrás de la neozelandesa Duncan, que le saca diez años. "Cinco podios en seis carreras lo dicen todo", reconoce.

Publicidad

La promesa española del motocross femenino ya es una realidad. Con 17 años, Daniela Guillén ha finalizado segunda en el Campeonato del Mundo tras una temporada brillante. La piloto certificó la medalla de plata absoluta hace dos semanas en el Gran Premio de Turquía, donde sufrió como nunca. Pese a su juventud, sueña con hacer historia: "Quiero batir el récord de mundiales".

"No me lo creo", aseguraba la catalana días después a Antena 3 Deportes. Aún necesitaba más tiempo para asimilar una gesta ya que se ha convertido en la más precoz en alcanzar el subcampeonato. Sin deja de lado los estudios, porque cursa Bachillerato, era su tercera participación. En 2021 fue novena y en 2022, acabó 13ª. Ese bagaje ha sido clave para una piloto con un potencial muy alto: "Este año con constancia y la experiencia de estos tres años, hemos podido estar adelante".

"Cinco podios en seis carreras hablan por sí solos"

El rendimiento de Daniela Guillén con su equipo, el GasGas, habla por sí solo: "Cinco podios en seis carreras lo dicen todo". Arrancó la temporada con su primer triunfo en una carrera del Mundial en Cerdeña. Le siguieron tres terceros puestos consecutivos en Francia, España y Suiza. La segunda plaza en Países Bajos le consagró en la clasificación general y, precisamente, en el último Gran Premio en Turquía no ha subido al cajón.

Guillén finalizó quinta en un día que jamás olvidará: "La peor carrera de mi vida". No dudaba en calificarlo como "un infierno". "Nunca había corrido en un terreno con tanto barro", recordaba y daba un detalle que ejemplifica la dureza con la que se corrió en Turquía: "La moto pesaba 30 kilos más".

La ambición por bandera

Los 17 años de la piloto del GasGas no pasa desapericibida en el circuito. No obstante, la neerlandesa Lotte Van Drunen ha cosechado el bronce con un año menos que la española. "En el Campeonato del Mundo cuenta mucho la experiencia. Todas las demás pilotos la tienen y nos sacan ese poquito", asumía. Y es que la campeona, Courtney Duncan, tiene 27 años, diez más que Guillén. La neozelandesa se ha impuesto con 270 puntos, seguida de los 240 de la española y los 230 de Van Drunen.

La ambición de la catalana es tal que afirmaba: "No hemos conseguido lo que queríamos, pero subcampeones está muy bien". Persigue ser la mejor del mundo y su corta edad no la va a frenar en su sueño: "Ganar mundiales e intentar hacer el récord". Después del motocross, sus intenciones pasan por el Dakar. Mantiene relación con Laia Sanz y algún día se ve corriendo la exigente prueba.

Jorge Prado, a un paso del Mundial masculino

Los éxitos del motocross español no sólo vienen en el Mundial femenino. Jorge Prado, de 22 años, está a un paso de proclamarse como el mejor piloto del mundo y puede cumplir su sueño este domingo. El gallego tiene a tiro el título del MXGP, la máxima categoría del motocross masculino.

Si sale con más de 60 puntos de ventaja del G.P. de Italia con respecto al francés Romian Fevbre, el piloto de GasGas tendrá el Mundial en el bolsillo. Sería un triunfo más que merecido ya que lidera el campeonato desde la primera carrera en Argentina y agrandaría su prometedor palmarés. El gallego cuenta con dos títulos de la categoría MX2.

Publicidad