Publicidad

Perros

Un corredor de maratones fabrica una silla especial a su perro de 14 años para que le acompañe en sus aventuras

Donny Marchuk es un atleta que ha participado tres veces en la maratón de Boston y desde hace tiempo siempre que se va de excursión lo hace con su perro Sully. Este Golden retriever de más de 14 años apenas puede andar pero ayudado de una silla especial nunca acompaña a su amo por las diferentes montañas de Canadá.

Maratoniano, aventurero y con un fiel escudero. Donny Marchuk y su perro Sully son completamente inseparables, representan mejor que nadie ese dicho de que "el perro es el mejor amigo del hombre". Y para Donny Marchuk, es totalmente cierto.

"Tener un perro en mi vida lo es todo", explica Donny Marchuk. Este triple maratoniano de Boston ha compartido los últimos 14 años de su vida con Sully, un Golden retriever siempre dispuesto a acompañar a su amo en sus recorridos por la montaña.

Una silla especial para Sully

"Se alegra mucho cuando sabe que vamos a dar un paseo", asegura Donny sobre su perro Sully. Sin embargo, Sully apenas puede caminar, por eso necesita una silla especial para perros, para que así no se pierda ninguna aventura junto a su amo. Sully ha pasado ya los 14 años y medio: "Siempre que me voy de casa quiere acompañarme", explica Donny.

"Lo haría todo por él", dice Donny. Está claro que su perro se ha convertido desde hace años en su mejor amigo y su compañero de aventuras. De esta manera recorren las montañas de Alberta en Canadá. La silla aguanta casi todos los terrenos y Sully nunca se queja. Incluso a veces se anima a caminar cuando puede. Así llevan los últimos meses: "No puedo ser más feliz", cuenta Marchuk sobre las experiencias que vive con Sully.

Desde hace muchos años se ha convertido en un miembro más de esta familia y siempre intenta involucrarle en cada aventura

Publicidad