Después del alocado final que vivimos en la sexta etapa del Tour de Francia ayer, los corredores van a tener un pequeño descanso tras la dura llegada de ayer en la Planche Des Belles Filles. Aún así, la paliza puede ser considerable, ya que se enfrentan a la etapa maratón de esta edición del Tour 2019.

El recorrido se inicia en Belfort para llegar a Chalon-Sur-Saône, los ciclistas pasaran por la ciudad de Ornans, lugar de nacimiento de Gustave Coubert, donde se celebran los 200 aniversario del nacimiento del pintor y también por los viñedos del Jura, en Arbois. El tramo con una longitud de 230 km, pasará tres puertos, dos de cuarta categoría y otro de tercera. Picos nada reseñables para el día de hoy.

Los últimos 121 km son llanos con pendiente descendente, donde los equipos con grandes velocistas van a intentar buscar posiciones, ya que en el kilómetro 196,5 hay un 'sprint' puntuable. La victoria en la meta final será interesante, porque es una llegada sin curvas importantes y con una recta de unos 500 m, se prevé una llegada masiva. La dificultad de la etapa estará en ver como los equipos cuidan a sus corredores favoritos, mientras despliegan al combate a sus lanzadores y 'sprinters', y todo sin causar muchos daños.

El pelotón empezará la carrera a las 11:20 de la mañana y llegarán a Chalon-Sur-Saône a eso de las 16:49 o 17:20 de la tarde, según pronostica la organización del evento.

En el día de hoy no se esperan grandes movimientos en el mallot amarillo que dispone el italiano Giulio Ciccone con seis segundos de ventaja sobre Julian Alaphilippe. También se espera que Tim Wellers se mantenga como 'rey de la montaña'. El mallot verde continua siendo posesión de Peter Sagan, donde se espera mucho de él en el día de hoy