Después del duro fin de semana en los Pirineos y la jornada de descanso de ayer en el Tour de Francia 2019, las aguas vuelven a la calma, momentáneamente, hasta la llegada a los Alpes. El pelotón afrontará una etapa sencilla que saldrá de Nimes y acabará en la misma ciudad, donde se prevé una llegada masiva.

Los ciclistas harán un recorrido de 177 km por el hinterland de Nimes, donde se encuentran las históricas localidades de Anduze y Uzès. Las alertas en el pelotón puede darlas el viento, porque se viene un recorrido con grandes espacios abiertos propicios para los 'abanicos' y los cortes en el grupo principal.

El perfil de la etapa es bastante llano, con un 'sprint' intermedio con el firme en subida situado en el kilómetro 65. La llegada con una carretera que pica en descenso se espera que sea masiva.

La salida de los corredores se realizará a las 13:30 del mediodia. El pelotón llegará a la meta final entre las 17:16 y las 17:37 de la tarde, según como prevé la organización de la carrera.

Thomas, a 1:35 del ciclista francés Alaphilippe, únicamente tiene 12 segundos de ventaja con respecto a Kruijswijk, tercer clasificado. Además, Pinot se encuentra a tan solo 3 de segundos del holandés y, a su vez, Bernal, quinto clasificado, a apenas 12 segundos. Por último, el alemán Emanuel Buchman también se encuentra en la disputa por el título a 12 segundos del quinto clasificado.

El mejor español en la general es Mikel Landa. El alavés va séptimo a 4'54'' del líder, a pesar de estar a tres minutos del podio continua luchando para meterse entre los tres primeros.