Vibrante. Así fue la etapa vivida en el día de ayer, una de las grandes etapas de la historia del Tour de Francia con la subida al Tourmalet y la victoria del francés Thibaut Pinot, por delante de su compatriota Julien Alaphilippe, quien mantiene el maillot amarillo.

Hoy, la montaña vuelve a ser protagonista. Ante las dudas que genera Julian Alaphilippe a la hora de mantener el maillot amarillo en la alta montaña y las ganas de superarse con respecto al día de ayer por parte de Nairo Quintana, Enric Mas o Adam Yates, todo puedo pasar.

A lo largo del recorrido se establece una cota de segunda y dos de primera, la segunda el histórico Montsègur, con una distancia de 6,8 km y una subida del 6%.

En cuanto a los puertos de primera, en el kilómetro 120 se sitúa el Port de Lers, de 11,4 kilómetros y una subida del 7% y, en segundo lugar, el Mur de Peguère, con una distancia de 9,3 kilómetros y una subida media de 7,9%. Sus últimos tres kilómetros son del 13, 12,6 y 11%.

A esta etapa número 15 llega líder Alaphilippe, seguido por Thomas a 2:02 y por Kruijswijk a 2:14. La etapa dará su comienzo a las 12:10.