Ataque caimán

Un buzo sobrevive al brutal ataque de un caimán en Florida

El submarinista recibió el mordisco del caimán en la cabeza. Impresionan las secuelas que le dejó, pero afortunadamente sobrevivió y puede contarlo.

Publicidad

Un buzo logra salir vivo del ataque de un caimán de tres metros. El animal mordió la cabeza del submarinista, que logró sobrevivir para contarlo. "Creía que iba a morir", reconoce.

Jeffrey Heim es buzo y estaba buscando dientes de tiburón prehistórico en el río Myakka, Florida, cuando recibió el ataque del caimán por la espalda. El animal mordió la cabeza del submarinista, que ya había sido advertido de la presencia de caimanes en la zona.

Una vez que el caimán le soltó, pudo salir hacia la orilla lentamente. Las heridas eran graves: "Había un grupo de persones y les dije que me había atacado un caimán, que llamaran a urgencias. Solo me preguntaba si podría vivir", reconoce Jeffrey.

Medios de todo el mundo se hicieron eco de la noticia. El submarinista recibió 34 grapas en la cabeza, además de producirse una fractura menor en el cráneo y diversas heridas repartidas por todo el cuerpo.

Afortunadamente ahora cuenta el suceso y reconoce que volverá a buscar dientes de tiburón prehistóricos: "Nunca pararé de buscar, si pudiera, iría mañana mismo".

Publicidad