Braun Strowman y Bobby Lashley protagonizaron uno de los combates más esperados de la WWE, la lucha libre que siguen millones de personas alrededor del mundo. En este caso, por el odio que existe entre ambos, se acordó que el combate pueda realizarse tanto dentro como fuera del ring.

 

Tras el accidente ambos luchadores quedaron tendidos en el suelo y el árbitro pidió asistencia médica de manera inmediata. Fueron llevados al hospital, donde se diagnosticó que Lashley no sufría lesiones graves, pero Strowman teía una lesión en la pelvis.

La WWE informó sobre el estados de los luchadores a través de Twitter.