Diez días después de la proclamación de Toronto Raptors como nuevos campeones, la NBA celebró su tradicional gala de premios que reconoció a dos jugadores europeos como los más destacados de la temporada, una coincidencia inédita hasta la fecha.

El MVP fue para Antetokounmpo, que recibió un total de 941 puntos para superar en la votación al mejor jugador de la pasada temporada, James Harden (Houston Rockets, 776) y a Paul George (Oklahoma City Thunder, 356).

Completaron el 'Top 5' el serbio Nikola Jokic (Denver Nuggets, 212) y el dos veces MVP Stephen Curry (Golden State Warriors, 175).

El griego fue el artífice de que los Bucks se erigieran en el mejor equipo de la temporada regular al promediar 27,7 puntos, 12,5 rebotes, 5,9 asistencias, 1,3 robos y 1,5 tapones en 32,8 minutos por partido. Con estos números fue el tercer máximo anotador de la campaña, el 6° en rebotes, el 10° en tapones y el 5° con mejor porcentaje de campo entre los que intentaron más de 10 lanzamientos por encuentro.

Antetokounmpo recibió su galardón visiblemente emocionado y dio un discurso que tuvo que interrumpir varias veces por las lágrimas en el que dio las gracias a su familia, compañeros y entrenadores.

"Mi objetivo ahora es conseguir el título de campeón", avisó, tras la eliminación de su equipo ante los Raptors en la última final de la Conferencia Este.

También te puede interesar...

Luka Doncic gana el premio a 'Rookie' del año en la NBA