La palabra 'baloncesto' sonaba más fuerte que nunca y es que la Selección había comenzado a escribir su leyenda. 11 medallas en 13 años, teniendo prácticamente todos los años, un motivo de celebración.

En los Juegos Olímpicos de Pekín y Londres se lograron dos platas, tras poner en aprietos a Estados Unidos. Por su parte, en Río 2016 se consiguió el bronce y en los Europeos, tres oros, dos platas y un bronce.

Únicamente se han bajado del podio en dos mundiales, y en este, a pesar de las importantes bajas de Ibaka, Sergio Rodríguez o Pau Gasol, España se ha asegurado la medalla.

"El que dudaba de esta Selección, que se lo haga mirar", defiende Pau. Como hace 13 años, la Selección española está dispuesta a romper con los muros y volver a ser campeona del mundo.