El entrenador de la Selección española de baloncesto, Sergio Scariolo, es el gran destacado por sus jugadores como el artífice del histórico logro conseguido por España al llegar a la final del Mundial sin perder un solo partido.

"Ganar y hacerlo además así, después de jugar contra un superequipo que ha competido los 50 minutos, te hace muy feliz". Pero una vez más, la suma de corazón y cerebro de este equipo ha sido superior", ha asegurado el míster español.

"Lo pasas bien. Es una toma de decisiones detrás de otra. Es lo más divertido, lo más bonito. Es cuando tienes que desafiarte a ti mismo para tener para tener frialdad y concentración. Decir cosas que hay que reafirmar, cambiar o a veces callarte sin tener que añadir voz cuando no hace falta. Pero es la parte más divertida de mi trabajo" aseguró Scariolo.

También quiso destacar el "partidazo extraordinario" de Rudy Fernández, Ricky Rubio y Sergio Llull y lo "mucho" que ayudó al equipo Pau Ribas. Además, Pierre y Willy y Juancho "han puesto su granito y el siguiente partido lo afrontarán entendiendo qué importa en este tipo de partidos".