Brittney Griner

Rusia traslada a Brittney Griner a una "remota colonia penal" cuya localización es desconocida

El infierno de jugadora estadounidense continúa y, tras ser ratificada su pena de 9 años de cárcel, ha sido trasladada a una "remota colonia penal". Los abogados de Brittney Griner denuncian que desconoce "su localización exacta o su destino final".

La jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner, en una vista penal

La jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner, en una vista penal Efe

Publicidad

La situación de Brittney Griner en Rusia es cada vez más complicada y preocupante. Después de que un tribunal de Moscú desestimara su recurso y confirmara la pena de 9 años de cárcel, la jugadora habría sido trasladada a una "remota colonia penal" en Rusia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, denunció esta decisión por parte de las autoridades rusas y exigió claridad sobre el paradero de la jugadora.

"Esperamos que las autoridades rusas den a nuestros funcionarios de la embajada acceso regular a todos los ciudadanos estadounidenses detenidos en Rusia, incluida Brittney", indicó Antony Blinken.

Los abogados de Brittney Griner han denunciado que no tienen "ninguna información sobre su localización exacta o su destino final".

¿En una prisión remota realizando trabajos forzosos?

Varias informaciones explican que la jugadora será obligada a realizar trabajos forzosos en esa "remota colonia penal" cuya localización se desconoce.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a los miembros de su Gobierno que hagan todo lo posible para que el Kremlin mejore el trato y condiciones de Griner mientras esté en prisión, según un comunicado de la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

"Deseo que, ahora que ya han pasado las elecciones (de medio mandato), el señor Putin pueda hablar con nosotros y esté dispuesto a hablar más seriamente", sostuvo en una conferencia de prensa desde la Casa Blanca.

Blinken, por su parte, añadió que trabaja "de manera incansable" para traer a Griner "de vuelta a casa".

La atleta fue detenida en un aeropuerto de Moscú con aceite de cannabis en su maleta, una sustancia prohibida en Rusia, en febrero pasado, poco antes de la invasión rusa de Ucrania, y fue condenada a nueve años de cárcel por posesión y contrabando de drogas.

Publicidad