Publicidad

Barcelona

Reaparece con vida Charles Thomas, exjugador del Barcelona de baloncesto, tras ser dado por muerto hace 40 años

Charles Thomas, exjugador del Barcelona de baloncesto, reaparece en una residencia de Texas 4 décadas después de ser dado por muerto: "Salí a dar un paseo, pero ya estoy de vuelta".

Parece una historia de película, pero ha sucedido en la vida real. A Charles Thomas, exjugador de baloncesto del Barcelona, todo el mundo le daba por muerto desde hace 40 años hasta que hace solo unos días contactó por teléfono con su excompañero Norman Carmichael.

Nadie tenía noticias de él desde hacía 4 décadas y se le daba por desaparecido hasta esa llamada: "Salí a dar un paseo, pero ya estoy de vuelta", dijo el exjugador culé de los 70 en una entrevista a El País, la primera desde su inesperada 'resurrección'.

"Si fue así, si la cosa fue así, hoy no estaría aquí. La gente chismorrea muchas mentiras", explica Charles Thomas.

Thomas vive desde hace años en una residencia para personas discapacitadas en Amarillo (Texas). Charles Vive postrado en una silla de ruedas, ya que le faltan las dos piernas. Ahora recuerda sus días de gloria en el baloncesto español, donde se le conocía como ‘La Pantera Negra’ por sus espectaculares saltos.

"Un poquito después de la operación en la rodilla tenía sueños, pero no pensaba que no saltaría más", asegura Charles.

"Nunca he estado metido en drogas"

El exjugador del Barça niega los rumores sobre un pasado relacionado con las drogas. “Mi amigo me contó esas historias sobre que estaba muerto... A la gente le gusta mucho hablar. Nunca he estado metido en las drogas. Solamente fumo tabaco", explica Thomas.

Thomas reconoce haber tenido problemas con la justicia tras acabar de golpe su carrera como jugador por culpa de una grave lesión de rodilla jugando contra el Real Madrid: "Me topé con la ley. Fue culpa de la policía. Son muy abusivos con los afroamericanos y las cosas se complicaron al salir de la cárcel".

Antes de eso pasó todavía un tiempo en España viviendo del dinero que le dejaban algunos amigos: "Me daba mucha vergüenza. Me dolía mi orgullo porque yo había sido una estrella. Era como si Michael Jordan o Kareem Abdul-Jabbar estuvieran pidiendo dinero", apunta.

Publicidad