Guerra Rusia Ucrania

El presidente del CSKA de Moscú denuncia la "rusofobia en Europa" en el futuro del equipo en la Euroliga

El presidente del CKSA de Moscú ha analizado la situación del equipo por las sanciones tras la invasión de Ucrania y se muestra pesimista en su vuelta a competiciones europeas.

El presidente del CSKA de Moscú denuncia la "rusofobia en Europa" en el futuro del equipo en competición

EFE El presidente del CSKA de Moscú denuncia la "rusofobia en Europa" en el futuro del equipo en competición

Publicidad

La invasión rusa de Ucrania que provocó la guerra en el país tuvo consecuencias también para los equipos rusos en el deporte. Fue la forma de la instituciones y organizaciones deportivas de sumarse a las sanciones internacionales contra el país presidido por Vladimir Putin.

El presidente del CSKA de Moscú, uno de los equipos más importantes de Rusia, se ha pronunciado sobre el veto de los equipos rusos en competiciones como la Euroliga a causa de la guerra en una entrevista en el medio 'Match TV'. "¿Podrán los equipos rusos volver a incorporarse a las competiciones europeas? No creo que eso suceda. Considerando la rusofobia en Europa, es difícil para mí imaginar que un equipo con el nombre del ejército ruso, el equipo ruso más condecorado, pueda volver", ha asegurado Andrei Vatutin.

Las difcultades del CSKA

"Si la situación en Ucrania no cambia drásticamente en mayo o principios de junio, cuando la Euroliga tendrá que tomar una decisión sobre nosotros, es difícil imaginar que los clubes rusos puedan volver a la escena internacional. Regresar a la Euroliga sólo es posible después de que haya paz. Imaginemos que ya hubiera llegado. ¿Significa esto que Rusia recibirá inmediatamente la admisión?", ha explicado el presidente del CSKA sobre cuál puede ser el futuro inmediato del club.

Además, Vatutin se ha referido a las dificultades de sus jugadores para transferir fondos fuera de Rusia por el bloqueo del sistema SWIFT. Por otro lado, tampoco ve factible que se juegue en campos neutrales para garantizar la permanencia del equipo en la Euroliga privando a los aficionados de disfrutar de los partidos.

Publicidad