LeBron James, durante un partido de Los Ángeles Lakers

Publicidad

NBA

La NBA arrancará el 22 de diciembre y con 72 partidos por franquicia

La NBA y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto han acordado que la próxima temporada arranque dós días antes de Navidad. Cada franquicia jugará 72 partidos de temporada regular.

Tras el éxito organizativo de la burbuja en Orlando frente al coronavirus, donde los Lakers de LeBron James y Anthony Davis se coronaron como campeones, ya hay fecha oficial para la nueva temporada de la NBA. El día elegido es el 22 de diciembre, dos días antes de Navidad.

Así lo ha acordado la NBA con la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (NBPA). El calendario de la temporada 2020-21 contará con 72 partidos por franquicia.

Tanto la Liga como el sindicato trabajaron en diferentes fechas con los objetivos de reducir pérdidas, no solaparse con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 e intentar la entrada de público en los pabellones.

El cumplimiento del calendario de 72 partidos sin tener que competir con la celebración de los Juegos de Tokio, permitirá a la NBA recaudar entre 500 (423 millones de euros) y 1.000 (846 millones de euros) millones de dólares más por derechos de televisión a corto y largo plazo, cifras que han hecho que la Liga pueda mantener el límite salarial -109.140 millones de dólares (92.640 millones de euros) y el impuesto de lujo - 132.627 millones de dólares (112.577 millones de euros)-.

Además de la fecha de inicio de la competición, la NBA comunicó que la agencia libre se abrirá tres días después del 'draft', el 21 de noviembre a las 10:00 AM horas de la Costa Este de Estados Unidos.

La reducción de 82 a 72 partidos por franquicia evita viajes y a la vez riesgo de contagio, ya que la Liga quiere evitar la organización de otra burbuja y persigue el objetivo de permitir la entrada de público a los pabellones, con una gran limitación de aforo.

Decisión con el objetivo de reducir pérdidas ya que la NBA ya informó de que si durante la temporada del 2020-2021 se tiene que competir sin aficionados en los recintos, las pérdidas podrían ascender hasta los 4.000 millones de dólares (3.385 millones de euros).

Publicidad