Agresión baloncesto

Una mujer se enfrenta a un año de prisión tras incitar a su hija a agredir a un rival en un partido de baloncesto

Latira Shonty Hunt, madre de la hija de Corey Benjamin, exjugador de la NBA, se enfrenta a un año de prisión tras incitar a su hija de 15 años a agredir a un rival durante un partido de baloncesto. La víctima terminó con una conmoción cerebral.

Una tienda de baloncesto con el logo de la NBA

Efe Una tienda de baloncesto con el logo de la NBA

Publicidad

Hasta un año de cárcel le puede ser impuesto en condena a Latira Shonty Hunt, madre de la hija del exjugador de la NBA con los Chicago Bulls, Corey Benjamin, después de ser cómplice de una agresión que ha conmocionado a Estados Unidos. Durante un partido de baloncesto de instituto de la hija, Hunt empezó a incitar a esta para que agrediese a un rival, la cual acabó con una conmoción cerebral.

Hunt ha sido imputada por la justicia de California por delitos de violencia y contribución al delito de un menor de edad, que, si acaba declarada culpable, podría pasa hasta un año en prisión.

La madre comenzó a motivar a su hija para que le propinase un puñetazo a la jugadora del equipo rival. La agresora, de solo 15 años, hizo caso a Hunt y golpeó con un puñetazo en el cuello que derribó a la víctima tras golpearse duramente contra el suelo provocándole una conmoción cerebral a la rival y un gran susto a los familiares de la chica. La policía abrió una investigación al respecto tras reproducir las grabaciones de vídeo de la agresión e interrogar a los testigos presentes durante el partido. Poco tiempo tardaron los investigadores en señalar a Latira Shonty Hunt como responsable de incitación de los hechos.

Pese a ser la hija la agresora, se ha culpado a la madre como culpable de la agresión. ''En mi opinión, no hubiera ocurrido de no ser por las palabras de la madre'', señaló el Fiscal del condado de Orange, en California. A la hija, en cambio, se le ha prohibido volver a jugar en la liga de baloncesto.

Las disculpas del exjugador de la NBA

El padre de la agresora, Corey Benjamin, exjugador de los Chicago Bulls o Atlanta Hawks, publicó un comunicado en el que pedía disculpas en nombre de la menor por los actos deleznables que había cometido.

''Como padre, estoy impactado y decepcionado por la conducta de mi hija, puesto que esto no es un reflejo de los valores y estándares de mi familia. Esto tampoco ejemplifica los valores, el carácter y el espíritu de deportividad que el baloncesto requiere'', reconoció el exjugador de la NBA.

Publicidad