La estrella de la WNBA ha posado en la campaña de ropa interior 'Gets Real' de 'Bonds' junto a las modelos Emma Breschi, Tehya Elam e India Graham, reivindicando la necesidad de quererte a ti misma, de respetarte como eres: "Ser real significa ser 100% tú misma", defiende Cambage.

Además, la jugadora que ostenta el récord de puntos en un partido de la WNBA (53), confesó la presión a la que fue sometida por su físico: "Sufrí bullying por ser alta, por ser diferente", apunta en el anuncio.

Además, en una carta abierta escrita en 'The Players Tribune' ha abordado sus problemas de salud mental: "Tomo medicación por mi salud mental. Soy uno de los muchos millones de personas en el mundo que se medica para intentar ayudar con la depresión y la ansiedad. Llevo tomando esas medicinas durante años. Me hacen sentir una versión más sana y libre de mí misma".

Actualmente se encuentra limitada: "Mi salud mental ha influido negativamente en mi capacidad para hacer bien mi trabajo. Primero, el sábado contra las Wings, y luego nuevamente el lunes contra las Mystics. Tomé un 'DNP-Rest'..Pero esta es la verdad de lo que se debería haber dicho: 'DNP-Mental health'".

Además, llegó al intento de suicidio tras ser derrotada en la final de los Juegos Olímpicos de Río 2016 frente a Australia.

"Sé que la gente parece preparada para hablar de salud mental pero, ¿De verdad lo está? ¿Está preparada para hablar de cómo, a los 15 años, empecé a emborracharme hasta perder el conocimiento? ¿Cómo me despertaba con un vial en el brazo después de un fin de semana de fiesta y no era capaz de recordar nada?", escribe Liz.

"¿Está preparada para hablar de cómo en 2016 estuve bajo vigilancia por peligro de suicidio? ¿Cómo llamé a mi madre y le dije que no quería seguir viviendo?", se pregunta en 'DNP-Mental Health'.

Además, opina sobre la nueva regla de la NBA que obliga a los equipos a tener psiquiatras: "¿No se merece la WNBA este mismo programa? Y voy más allá. ¿No es la atención médica mental algo elemental? ¿No es una de esas cosas en las que deberíamos decidir que todas las personas necesitan acceso a ella y ver cómo aplicarlo?", se pregunta.

Preguntas obvias que aún no tienen respuesta.