WNBA

La escandalosa brecha salarial entre una mascota de la NBA y una estrella de la WNBA

El salario que tiene Rocky, la mascota de los Denver Nuggets, es casi tres veces superior al de Diana Taurasi, jugadora de los Phoenix Mercury. Una jugadora de los Minnesota Lynx lo ha compartido en un tweet. "Puedo aprender a ser una mascota", asegura.

Un partido de la WNBA, en una fotografía de archivo

Un partido de la WNBA, en una fotografía de archivo EFE

Publicidad

Angel Mccoughtry, jugadora de los Minnesota Lynx, ha compartido un tweet muy crítico comentando el salario que tiene Rocky, la mascota de los Denver Nuggets de la NBA. "Puedo aprender a ser una mascota", tuiteaba la jugadora de la WNBA, compartiendo datos sobre la brecha salarial existente entre la mascota mejor pagada de la NBA y una estrella de la WNBA.

Y es que esta mascota gana casi el triple que una de las mejores jugadoras de la WNBA: 625.000 dólares, en comparación con los 228.094 dólares que cobra Diana Taurasi, jugadora de Phoenix Mercury. La jugadora con origen en California ha sido tres veces ganadora de la WNBA y ha ganado cinco oros olímpicos. Por detrás suya en cuanto a salario están Jewell Loyd (Seattle Storm) y Breanna Stewart (Phoenix Mercury).

La jugadora peor pagada de la WNBA es Kaela Davis con 1.607 dólares. Además, ocho jugadoras ganan menos de 10.000 dólares. La jugadora de las Lynx también destacó un tuit de Caroline Fitzgerald, fundadora de Goals, en el que señalaba que "la brecha salarial entre las mascotas y las atletas de élite te dice todo lo que necesitas saber sobre cómo la industria del deporte valora a las mujeres".

La brecha salarial entre las estrellas de la NBA y la WNBA

La brecha salarial entre hombres y mujeres es uno de los grandes temas en el debate de desigualdad de género. El salario medio de una jugadora de la WNBA es de 102.751 dólares, mientras que la temporada pasada el salario medio de un jugador NBA rondaba los 8,5 millones de dólares.

¿Quién es Rocky The Mountain Lion?

En la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo, una parte esencial para cada uno de los shows de los partidos son las mascotas. En la previa, estas figuras contribuyen a dar espectáculo mientras los jugadores calientan o se preparan para el partido.

A pesar de que el salario promedio de las mascotas es de unos 60 mil dólares al año, Rocky gana una cifra más elevada. Y en gran parte es por todo el tiempo que lleva en el cargo. Debutó en un partido en casa de los Nuggets el 15 de diciembre de 1990 y es la única mascota que ha tenido este equipo.

Publicidad