89.893333

Publicidad

Baloncesto

El baloncesto en silla de ruedas, un método de salvación en peligro para las mujeres en Afganistán

Las mujeres afganas, tras los bombardeos constantes que asolan el país, han encontrado en el baloncesto una forma para superar sus traumas. Un deporte que ahora vuelve a peligrar.

En resumen
  • EE.UU. ha firmado un acuerdo con los talibanes, sus rivales durante más de 20 años, para retirar sus tropas desplegadas en Afganistán y el miedo crece

Miles de personas sufren grandes secuelas en Afganistán a raíz de los continuos bombardeos que asolan el país. Las mujeres, un colectivo especialmente frágil en Oriente Medio, se agarran al baloncesto como método de evasión. Sin embargo, la estabilidad lograda en los últimos años se tambalea.

Estados Unidos ha firmado un acuerdo con los talibanes, sus rivales durante más de 20 años, para retirar sus tropas desplegadas en Afganistán y el miedo crece, sobre todo para las mujeres que se habían atrevido a quitarse el burka y practicar deporte.

"Siempre pienso en qué será de nosotras si alguien quiere frenar nuestra actividad deportiva; es una de las grandes preocupaciones de las chicas y para mí", afirmó Nilofar Bayat, capitana de la selección de baloncesto en silla de ruedas.

Bayat también es una víctima de la brutalidad de los talibanes, ya que uno de sus bombardeos marcó su vida. "Tengo un terrible recuerdo de la época taliban, porque quedé discapacitada en un atentado y ese suceso cambió mi vida completamente", confesó la jugadora.

Su padre recuerda así aquel fatídico día: "Nilofar tenía solo dos años cuando un mortero cayó en nuestro jardín, sufrió terribles heridas". Ahora la joven es la mujer que ningún talibán aceptaría.

Bayat ha estudiado, trabaja para la Cruz Roja y lidera un equipo femenino. Se la saltan las lágrimas recordando su situación: "Es duro para una mujer, sobre todo si tiene una discapacidad, vivir en Afganistán. Normalmente se aceptan a los hombres discapacitados pero no a las mujeres".

Publicidad