NBA

El condado de Los Ángeles quiere someter a Vanessa Bryant, viuda de Kobe, a un examen psiquiátrico

Vanessa Bryante demandó al Condado de los Ángeles por las fotografías que se tomaron del accidente en el que murió su marido y una de sus hijas entre otras personas.

Kobe y Vanessa Bryant

Publicidad

En enero de 2022 se cuplirán nada más y nada menos que dos años de la fatídica muerte de Kobe Bryant en un accidente de helicóptero en Los Ángeles. El fallecimiento de la estrella de la NBA y su hija conmocionó al mundo del deporte y ha ocupado las portadas de muchos periódicos a lo largo de estos meses.

La viuda de Kobe, Vanessa Bryant, como no puede ser de otra manera es una de las personas que más han sufrido la pérdida de Kobe, ambos estaban muy unidos y llevaban muchos años casados. Tras el accidente mortal se publicaron unas fotos del accidente en el que además de Kobe y Gigi, murieron otras 7 personas. La difusión de esas imágenes indignaron a Vanessa y a su familia por lo que decidieron demandas al Condado de Los Ángeles.

Como respuesta, los abogados del condado de Los Ángeles han propuesto someter a Vanessa Bryant a un examen psiquiátrico como defensa por la demanda que la viuda de Kobe interpuso contra ellos por las fotografías del siniestro que se difundieron.

Los abogados de Bryant rechazan el examen

"No pueden estar sufriendo angustia por las fotos del lugar del accidente que nunca han visto y que nunca se difundieron públicamente. Los demandantes buscan decenas de millones de dólares para compensarlos por sus supuestas lesiones mentales y emocionales. Los exámenes médicos ayudarían a evaluar la existencia, extensión y causa de su presunto daño", han explicado los abogados en un comunicado.

"Los demandantes no pueden alegar que están sufriendo depresión, ansiedad y angustia emocional severa y luego negarse a respaldar esas afirmaciones", añaden los abogados.

Desde la defensa no entienden porque Vanessa Bryant no quiere someterse al examen y por tanto la demanda no puede prospesar, sin embargo, la respuesta no se ha hecho esperar.

Los abogados de la familia Bryant han decidido responder con contundencia: "La queja que simplemente reclama daños por angustia emocional, no coloca la condición mental de una de las partes 'en controversia'. No se necesita un experto, y ciertamente no se necesita un examen psiquiátrico involuntario de ocho horas, para que un jurado evalúe la naturaleza y el alcance de la angustia emocional causada por la mala conducta de los acusados".

Publicidad