LIGA ACB | MOVISTAR ESTUDIANTES 63-82 IBEROSTAR TENERIFE

El Iberostar Tenerife consolida su liderato en la ACB tras ganar al Estudiantes

El Iberostar Tenerife ha logrado una cómoda victoria contra el Movistar Estudiantes en un encuentro en el que los canarios lograron hacer desaparecer a Edwin Jackson, máximo anotador de la ACB. Los tinerfeños se desataron se desataron en el último cuarto.

Grigonis intenta marcharse de Edwin Jackson

Publicidad

El Iberostar Tenerife demostró su condición de líder de la Liga al 'ahogar' en defensa al máximo anotador de la competición, Edwin Jackson, y conseguir que Estudiantes, al que venció por 63-82, prácticamente desapareciera. La buena defensa del líder, del Iberostar Tenerife, la 'ausencia' anotadora del máximo encestador de la competición, el estudiantil Edwin Jackson, y la nula puntería del equipo madrileño que no anotó ni uno sólo de los 13 triples que intentó marcaron los dos primeros cuartos del partido.

De entrada, una defensa en zona de acoplamiento de los canarios descolocó a los colegiales, que sólo fueron capaces de anotar 2 puntos en los primeros 5 minutos (2-10). El ritmo cansino del Iberostar Tenerife en ataque contrastó con su voracidad defensiva. Estudiantes trató de arreglar la situación a base de triples, pero el 0-8 desde la larga distancia demostró que no era la solución. Tampoco en el segundo cuarto se encontró un poco de luz para el oscuro futuro que se le presentó a los colegiales.

Baste decir que los primeros puntos de Jackson fueron en el minuto 16.20 y con dos tiros libres (25-30). Y que los otros 2 puntos que figuraron en su estadística al descanso también fueron desde la línea de 4.60 metros. Iberostar Tenerife cargó la defensa sobre Jackson y buscó el buen hacer de Georgios Bogris en ataque, bajo la batuta de un acertado Rodrigo San Miguel. Dos triples de Tariq Kirksay, de los 3 que consiguieron los canarios en los primeros veinte minutos, significaron un 19-28 (min.14.30).

Estudiantes sobrevivió a duras penas hasta el 27-35 con el que se llegó al descanso. Y pudo haber sido peor. Un triple de Goran Suton en los primeros 20 segundos de la reanudación -el primero de los colegiales en el partido- fue una especie de promesa de redención, pero la buena defensa de Marius Grigonis sobre un desconocido Jackson continuó significando la desgracia para los madrileños. En el minuto 25 (35-43) llegó la primera canasta en juego para el jugador francés del Estudiantes, pero el juego continuó por los mismos derroteros con dominio canario.

Dos triples seguidos de Jordi Grimau y Edgar Vicedo, desbloquearon (46-52, min.29) una situación muy perniciosa para los locales, que consiguieron cerrar el tercer cuarto con un 48-54 que dejó abiertas opciones de victoria. Pero esas posibilidades se encargó de ahogarlas Kirksay con dos triples consecutivos en el primer minuto de juego del último acto, (48-60) y Grigonis con otro más (48-63) para alcanzar la máxima renta del partido a falta de 8 minutos.

El Iberostar Tenerife sacó el frasco de las esencias de su juego en esos minutos, con acierto, determinación y clase, 49-70 (min.34) para, prácticamente, sentenciar el partido y consolidar su liderato. Al final, la victoria canaria fue por 63-82. Y Estudiantes no pudo ni maquillar la diferencia, ni su actuación.

Publicidad