Ayuno intermitente

El ayuno intermitente en el deporte: ¿una moda o una mejora real del rendimiento?

Marcos Llorente es el último deportista que admite haber experimentado una mejor en su estado físico gracias a estar varias horas sin comer, lo que se conoce como ayuno intermitente. ¿Qué hay de cierto en esta practica?

Publicidad

Marcos Llorente está mostrando un gran rendimiento en el Atlético de Madrid. El centrocampista es todo un despliegue físico y se ha convertido en un fijo en el once de Simeone.

Su rendimiento dentro del terreno de juego está siendo clave en la gran temporada del Atlético, líder a cinco jornada para el final de la Liga Santander. Detrás de su rendimiento está su gran estado físico. Llorente trabaja de forma obsesiva para esta en forma y también sigue una dieta especial, la dieta paleolítica.

Ahora, Marcos Llorente ha dado un paso más y ha reconocido que practica el ayuno intermitente, una modalidad de alimentación que consiste en dejar de ingerir alimentos por un periodo de entre 12 a 16 horas. En centrocampista del Atlético de Madrid ha llegado a estar hasta 24 horas sin comer.

¿Mejora el rendimiento deportivo el ayuno intermitente? Los expertos aseguran que una de las claves es partir de una buena alimentación.

"Normalmente, él (Llorente) se levanta, entrena y cuando a acaba de entrenar a mediodía come. Su primera comida es a mediodía", explica un nutricionista sobre el jugador del Atlético.

El desayuno ha pasado de ser la comida más importante del día a que saltárselo sea un estilo de vida. Se trata de escuchar al cuerpo y conseguir un buen ritmo hambre-sacieda.

"Que nadie se ponga a hacer un ayuno contando horas. A las tres horas estás sufriendo", advierten los expertos.

Pero algunos expertos no ven del todo claros los beneficios del ayuno intermitente en los deportistas de élite.

"Estrategias como el ayuno intermitente, pese a no estipular la cantidad total de calorías ni de carbohidratos (por lo que pueden tener cabida en la dieta de deportistas), son un arma de doble filo ya que puede hacer que indirectamente muchos jugadores consuman menos calorías totales/carbohidratos de los que deben, cayendo en un síndrome de baja disponibilidad energética que conlleva riesgo de lesión, perdida de rendimiento, etc", explica Ismael Galancho Reina, diplomado en EF, TSD, Asesor de Nutrición y Entrenamiento, en su cuarenta de Instagram.

En cambio, el entrenador Endika Montiel piensa que sí se puede mejorar el sistema inmunológico, la calidad de sueño y la eficiencia energética del organismo con el ayuno.

Publicidad