Publicidad

Accidente

Un esquiador sufre un aparatoso accidente y acaba estampándose contra la red de seguridad: fractura de cadera y tobillo

Josef Ferst perdió el control de sus esquís y terminó chocándose con la red de seguridad a una gran velocidad, podía haber acabado en tragedia pero solo se fracturó cadera y tobillo.

Los accidentes de esquí pueden llegar a ser muy peligrosos ya que se producen a una gran velocidad y no hay tantas medidas de seguridad como en otros deportes.

Es lo que le ocurrió al esquiador Josef Ferst cuando perdió el control de los esquís en un salto y terminó aterrizando desestabilizado contra las protecciones, el impacto fue a gran velocidad.

Sin duda, podía haber terminado en tragedia ya que el accidente es muy aparatoso. El suceso ha ocurrido en una prueba de descenso en la Copa del Mundo de esquí.

Tras el accidente el esquiador alemán salió por su propio pie, aunque enseguida se resintió del golpe y se le ha detectado una fractura en la cadera y en el tobillo.

Estas lesiones le mantendrán alejado de los esquís unas cuantas semanas. Aun así, puede dar las gracias, ya que podía haber terminado en una auténtica tragedia.

Otro accidente grave a 140 km/h

Hace dos semanas también se produjo un accidente parecido a este, le ocurrió al suizo Urs Kryenbuehl durante la Copa del Mundo de esquí alpino.

La caída sucedió cuando ya tenía a la vista la línea de llegada e iba a aproximadamente 140 kilómetros por hora. Tomó el salto final a gran velocidad y perdió el equilibrio en medio del aire. Impactó fuertemente contra el suelo, el cuello sufrió un duro golpe y después rodó varias veces sobre si mismo. Tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital más cercano.

Al llegar al hospital pudo reconocer a su entrenador y se descartó que sufriera algúna consecuencia grave en la cabeza.

Publicidad