23.160000

Publicidad

Aventura

Álvaro y José Manuel hacen cumbre en Fontañán gracias a los pies y los ojos de unos montañeros solidarios

El deporte nos descubre historias y gente maravillosa: Álvaro no puede caminar, pero siente pasión por la montaña. Y a la cima de una le llevaron los voluntarios de un club de León. También guiaron a José Manuel, ciego.

Álvaro tiene 17 años y parálisis cerebral y siente pasión por la montaña, del mismo modo que José Manuel, que es ciego. Este domingo los dos hicieron cumbre en Fontañán, en León, gracias a los pies y los ojos prestados de los montañeros solidarios del Club de Montaña Pandetrave.

En la mañana del pasado domingo Álvaro, un joven leonés de 17 años con parálisis cerebral y pasión por la montaña, logró hacer cumbre en el pico Fontañán, en la comarca de Gordón. Junto él caminaba José Manuel, un chico ciego que también siente pasión por la montaña y que también hizo cumbre en Fontañán.

Recientemente Andzrej Bargiel se convierte en el primer hombre que consigue bajar el K2 esquiando.

Publicidad