Everest

Alarma en el Everest al batir su récord histórico de ascensiones y convertirse en un foco de contagio de coronavirus

El pasado 23 de abril se alcanzaron los 394 permisos de escalada al Everest, una cifra que supera los 382 de 2019. Cuatro personas han sido ya evacuadas del campo base tras contagiarse por coronavirus.

Publicidad

Las masificaciones para tratar de escalar el Everest son un problema que trata de regular Nepal. El Gobierno nepalí ha establecido turnos para escalar al techo del mundo y evitar aquellas preocupantes colas de ascenso del pasado.

Pero ahora el problema de esas masificaciones amenaza con convertir el campo base del Everest en un foco de contagios de coronavirus.

Y es que, como apunta el medio especializado en escalada Desnivel, hasta cuatro personas han sido ya evacuadas del campo base del Everest a hospitales de Katmandú tras haberse contagiado de coronavirus.

Este mismo medio explica que dos de los evacuados serían los alpinista Erlend Ness y Steve Davis. No ha trascendido la identidad de los otros dos evacuados. El problema, según algunos testigos presentes en el campo base, es que algunos contactos directos de personas infectadas así como algunos grupos están aislados.

Problemas con las PCR y los grupos burbuja en el Everest

El mayor riesgo es que al parecer las duras medidas para convertir a cada expedición en un grupo burbuja para impedir los contagios no se estaría cumpliendo, por lo que el Gobierno de Nepal podría imponer mayores restricciones para evitar que los contagios supongan un riesgo extra para los alpinistas en el Everest.

Otro de los problemas que ha surgido, según informa Desnivel, es la existencia de un un laboratorio privado en Katmandú que vendía certificados falsos de PCR negativos por 60 €. Y es que todos los alpinistas extranjeros deben presentar una prueba PCR negativa a los cinco días de su llegada a Nepal, un requisito imprescindible para poder desplazarse hacia la base del Everest.

Publicidad