Surf

El agónico momento del surfista Igor Queiroz en un campeonato de olas gigantes en Brasil

Grave accidente de Igor Queiroz en una prueba de olas grandes en Brasil. Los rescatistas evitaron un grave accidente.

Publicidad

El surfista Igor Queiroz vivió momentos de grave peligro en el torneo de 'Grandes Olas ' de Itacoatiara, en Brasil. Las grandes olas del evento le llevaron hasta la costa, donde el riesgo era que chocará contra las rocas. Tuvieron que intervernir dos rescatistas para salvar al deportista brasileño de un accidente serio. Antena 3 Deportes ha hablado con Xabi López, rescatista profesional y surfista profesional de grandes olas: "tan cerca de las piedras como estaba necesitaba de un rescate".

En las imágenes se ve como dos motoristas se acercan, con mucho riesgo, al lugar donde Querioz se ve engullido por el olaje, "el primer rescatador se queda un poco bloqueado", dice Xabi. "El segundo rescatador hace una mejor aproximación y logra hacer la extracción del surfista".

"el primer rescatador se queda un poco bloqueado"

Los pilotos de jet ski que intervienen son Péricles Gomes y Marcos Monteiro, que atrapados entre las rocas y recibiendo las embestidas de potentes olas, efectúan la complicada tarea de salvar a Queiroz. Xabi salía con su moto, equipada con una camilla que ha mostrado a Antena 3 Deportes.

El surfista vasco es compañero inseparable de uno de los mejores del mundo: Asier Munain. Ambos han surfeado en el lugar más peligroso del planeta para las grandes olas, la playa portuguesa de Nazaré, en Portugal. Los rescatistas tienen un tiempo limitado para realizar la extracción de su compañero "tenemos entre 18 y 16 segundos entre ola y ola. Si un compañero se cae pues tienes ese intervalo de tiempo para sacarlo".

Xabi destacó el gran mérito de los dos pilotos que se ven en las imágenes "es muy fácil caerse y perder la moto". Por eso los surfistas confían, y mucho, en su pareja "Asier y yo somos como un matrimonio", bromea Xabi López. "Yo se que Asier va a entrar a una ola gigante arriesgándose para el salvamento".

"Asier y yo somos como un matrimonio"

En el caso de Igor Queiroz pudo contarlo gracias a los dos motoristas que le auxiliaron “el piloto me llevó a una ola que aparentemente era buena” comentó en redes sociales el brasileño.

El surfista eligió su línea y condujo a través de una sección de barril largo antes de que finalmente se cerrara sobre él. La caída después de ese cierre dejó a Igor sentado en la zona de impacto. "Hay una corriente de resaca cerca de las rocas, así que fui hacia allí", relata.

Pero toda esa agua que se movía lo empujó contra las piedras gigantes. Los accidentes de este tipo son habituales en pruebas de gran nivel, donde las olas acumulan muchos metros de agua. Xabi comenta que eso es precisamente lo que atrae de ese tipo de eventos.

"Con las olas grandes no busco surfear la más alta, sino recuperar ese romanticismo del surf, de descubrir nuevas olas que nadie haya surfeado, atreverse y viajar en busca de olas con las que conectar".

Publicidad