85.013000

Publicidad

Coronavirus

Adrián Valios y su confinamiento en el Caribe venezolano: “Cuando no tienes acceso a nada, todo paraíso se convierte en un infierno”

¿Se imaginan quedarse confinados en mitad del Caribe? Puede sonar idílico, pero tras escuchar lo que cuenta Adrián Valios, queda claro que nada más lejos de la realidad. Piratas, falta de suministros, la llegada de huracanes…

El Caribe es un paraíso, pero cuando quedas atrapado allí en mitad de la pandemia de coronavirus, sin suministros y con el miedo a piratas y huracanes, todo cambia. Eso es lo que le ocurrió a Adrián Valios.

"De primeras parece un paraíso y lo es. Pero cuando no tienes acceso a nada, todo paraíso se convierte en un infierno", reconoce Adrián.

Y es que este español estaba navegando de Martinica a Granada cuando se enteró que no podía atracar su barco en ninguna isla.

"Estábamos en Martinica y nadie nos contestaba por radio. Al ir para Granada nos encontramos con los guardacostas, que venían con metralletas y muy agresivos", relata Adrián.

Así les anunciaban que cerraban todas las fronteras por el coronavirus, al igual que en el resto de islas.

"No podíamos entrar en ningún país, corría el riesgo de que vinieran piratas porque hay piratas en esa zona", explica Adrián.

Tras dos meses navegando pudieron fondear en Union Island. Allí pasaron mes y medio de calvario.

"No podíamos tocar tierra, sin comida… Teníamos agua pero se empezó a acabar y los locales tenían una especie de racismo hacia los que estábamos allí. Teníamos que suplicar que nos trajesen comida", relata Adrián.

Abandonaron el barco y les llevaron a Martinica, donde pasaron dos semanas de cuarentena. Desde allí pudo volar a París y de allí a Barcelona para poner fin a su calvario.

Publicidad