Este sábado durante la manifestación del Orgullo Gay de Madrid, Inés Arrimadas y parte de la comitiva de Ciudadanos tuvieron que salir escoltados por la Policía ante gritos y abucheos.

Algunos manifestantes les insultaron, abuchearon e incluso les lanzaron botellas y latas durante la manifestación del Orgullo LGTBI. Estos incidentes les impidieron terminar el recorrido.

Ciudadanos culpa de esos incidentes al PSOE y a Podemos. En concreto al ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. Inés Arrimadas ha pedido su dimisión porque asegura que con sus declaraciones puso a Ciudadanos en la diana.

Durante casi una hora, un grupo de manifestantes se colocaron delante de la pancarta de Ciudadanos, impidiendo que la marcha continuara el recorrido previsto. Al final, ha intervenido la Policía Municipal, los ha separado y los miembros de Ciudadanos han decidido marcharse.

Con lágrimas en los ojos de algunos de la formación 'naranja', han abandonado la marcha mientras que lamentaban lo sucedido. Mientras, la gente a su alrededor ha gritado 'No sois bienvenidos', 'Que empiece el Orgullo', 'Fascistas', 'Fuera, fuera' y 'Sí se puede'.