El Cristo de las Gotas ha comenzado accidentadamente su recorrido por las calles de Burgos después de que la rotura del mástil que lo sostenía haya provocado su caído y posterior rotura de brazo izquierdo. Sin embargo, la talla ha continuado procesionando por las calles del casco antiguo.

En el suceso también han sido golpeados varios costaleros, después de que acudieran a rápidamente para intentar que la figura no cayera al suelo

Esta talla es una réplica de 2007 de la imagen que según la tradición regaló el Papa Inocencio III a San Juan de Mata, y que en 1207 la trajo a la ciudad.

También te puede interesar...

Miles de personas acompañan las procesiones de 'La Borriquita' que celebran la entrada de Jesús en Jerusalén